miércoles, 11 de agosto de 2010

El camaleón

Preparados, hombros en carga... ¡embestida!

Uno que desayuna viendo las noticias por no ver el programa de Amarosa o porque no hay dibujos animados (malditos sean los directivos de Canal Extremadura: abochornan a la región programando corridas de toros cada dos por tres... y encima me quitan Doraemon de la mañana). Muerdo la tostada mientras una becaria veraniega del CNN+ empieza a hablar del papa. ''El santo padre cobrará entre 6 y 30 € por la asistencia a las misas que oficiará en su visita al Reino Unido''. Dani se escacha de risa, la tostada sale volando tras ser brutalmente masticada. Y es que casi me atraganto: 30 lapos!, me suena un pensamiento mientras mi madre pasea por la cocina y me mira como a un loco que habla solo. Dan paso a la noticia. Puntualizan que el precio variará en función del espectáculo: en las misas corrientes y molientes la entrada queda a 6 lapos. Vamos, a precio de circo: ¡Pasen y vean! ¡El hombre al cual devoró un león y escapó indemne sabe dios como! ¡Y el que fue frito a la parrilla y llora lágrimas de fuego (aka perseidas) cada 13 de Agosto! ¡Y al domador de dragones que jamás existió! Los 30 euros son para el evento VIP: la fiesta del que, probablamente, sea el primer santo homosexual canonizado a sabiendas de que lo era. Vamos, que a la Iglesia le hace falta money para seguir caminando, y si Hannah Marranah cobra, ¿por qué el Papa no? Se confirma lo que dicen las malas lenguas: el Catolicismo decae. Se impone el Estado de Bienestar y la regla áurea frente al miedo, la sumisión, las historias acojonantemente sangrientas y los santos que nunca existieron. La confianza en uno mismo sube puestos frente al juntar las manos y dejar que caiga la suerte de una divina teja. Cada vez son más los padres que esperan a que sus hijos tengan dos dedos de frente para ver dónde se meten en lugar de dejar que los compren con trajes estrambóticos, fiestas egocéntricas y demás parafernalia catecumenal. El número de asistentes a las misas cae poco a poco año tras año. Y al pavo no se le ocurre otra cosa que cobrar por asistir. Yo que no voy ni pagando...

Pero vamos. Que no se achiquen los católicos que lean esto. Mis respetos hacia ellos, aunque parezca otra cosa. La Iglesia todavía tiene una oportunidad: cambiar de chaqueta. Hacer el camaleón. Lo lleva haciendo desde que empezó: primero, oposición frontal a los romanos; después, avanzaron de la mano juntitos hasta el final del Imperio. Primero, connivencia total con los grandes estamentos y las clases ociosas. Después, apego a la burguesía. Primero, apoyan dictaduras. Luego, apoyan democracias. Históricamente han demostrado que, cuando se les ha puesto fea la cosa, han modificado sus creencias, o las han reinterpretado al gusto para que encajen con el curso de los acontecimientos. ¿Veremos pronto a Rouco Varela casando a dos hombres o a dos mujeres? ¿Suprimirán el infierno como ya han hecho con el purgatorio? Nuestros abuelos a lo mejor no lo ven. De si lo ven nuestros padres ya dudo yo algo más.

Y entretanto, haciendo el capullo. Frenando a la ciencia. Sembrando incultura. Engordando a expensas de los flacuchos. Dándole una patadita en el hoppo a tropecientos judíos porque se aburrían. Quemando 'brujas' y ejerciendo el Santo Oficio. No hay más que estudiar una carrera de ciencias en la que, en alguna de las asignaturas, se cuente la historia de la disciplina a trabajar. Farmacología y close friends: auge con Dioscórides, Hipócrates o Galeno. Buen trabajo árabe desde España. ¿Y cuando la cristiandad se hace con Europa? Negro hueco lleno de guerras, hambre, plagas e injusticia. Cero ciencia. Hasta el renacimiento, cuando la Europa culta empieza a pasar del culo de la Iglesia y hace lo que debe. Y ¡boom!, la ciencia se desarrolla como una planta bien regada.

Cuesta creer que un libro tipo 'El Señor de los Anillos' haya sido tantas veces y tan mal interpretado, hasta el punto de hacer naufragar cien veces a la humanidad en su avance. Pero lo dicho: va pasando. Y me temo dos cosas. La primera es que cambien de rama y de color, haciendo una vez más el camaleón para sobrevivir en un entorno cada vez más hostil para ellos. Que cambien el meter las narices en politica, como vienen haciendo (Guatemala) por el ponerse la enésima máscara y volver a engatusar a la población (Guatepeor). La segunda... que otras religiones utilicen el vacío religioso y empiecen a comer cabezas. Reconozcámoslo. Somos débiles y necesitamos algo en lo que creer.

Going are the days. Veremos lo que pasa. Por ahora, si tienes 30 €, no te des un caprichito, no los dones a una ONG. Paga la entrada (digo... el 'kit del peregrino') de la misa, que así hacen caja para el próximo mantón de oro de la Virgen del Rocío. No sea que salga a la calle poco tapada y coja frío.

5 comentarios:

Lowlands dijo...

Duras palabras, amigo Dani. Duras pero realistas.

Imagino que lo de cambiar de chaqueta lo dices por lo de canonizar al teólogo gay... Supongo que por una parte es bueno que las religiones se modernicen y se adapten al nuevo entorno (al fin y al cabo, sería muy triste que aún siguieran actuando exactamente igual que hace 800 años...), pero eso también demuestra, como tú bien dices, la hipocresía de la Iglesia. Como dice mi adorado Tuomas Holopainen "La religión no es mala; lo malo es cómo se utilice y se interprete". Al fin y al cabo, el primer hippie de la historia, que yo sepa, nunca dijo nada contra la homosexualidad ni contra los anticonceptivos, sino que eso han sido inventos de los que vinieron después para aprovecharse de la fe de los demás. Ya que las palabras exactas de aquel melenudo que vivió hace algo más de 2000 años nunca se sabrán, ya que se han tergiversado hasta la saciedad, no es de extrañar que cambien de parecer según les convenga. Triste, pero también lógico. Lástima que haya tanta gente que no se dé cuenta de que sólo es un mal chiste. Y mientras tanto, como ya comentas, frenando el progreso.

Lo de cobrar por las misas ya sí que es de risa. Me pregunto cuánta gente asistirá... Se podría pensar que la mayoría de los que vayan lo hagan más que nada por la coña... pero 30€ es pagar mucho sólo por curiosidad morbosa.

Aunque estoy de acuerdo en lo de que todo el mundo necesita algo en lo que creer (yo misma me reconozco una supersticiosa/esotérica empedernida), no acabo de ver tu teoría de que otras religiones aprovecharán el vacío para lavar cerebros. Por qué lo piensas?

Saludos y enhorabuena por otra gran entrada!


PD. Es cada vez más probable que volvamos a coincidir este año en Salamanca...

DaniExtremadura dijo...

Una cosa de la que dices es cierta: Jesús debió ser uno de los primeros Hippies de la historia, si es que efectivamente existió, porque hasta el momento no hay una sola prueba de ello más allá de la Biblia, que mucha validez como tal no debe tener... Y lo curioso es que siendo tan 'de izquierdas' la iglesia haya acabado siendo tan 'de derechas'. Tu querido Tuomas Holopainen tiene razón: el peligro está en cómo se interpreta el asunto, porque realmente todos necesitamos creer en algo y meditar sobre el 'más allá' para darle sentido a la existencia. Yo p.ej. creo en todo lo que sea bueno - llamémoslo 'fuerzas del bien' - pero dentro del agnosticismo: como no se si Dios existe no puedo hacer nada respecto a él...

Y con que esotérica eh, me tienes que desarrollar eso un poco más!! Algún día hablaré del más allá aquí, que solo he hablado de fraudes tipo Iker Jimenez XD... Pero en serio, tendrás que contarme un poco más eso de 'esotérica' n.n

carmen dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con vosotros, queridos. Y estoy de acuerdo en el "renovarse, o morir". O las cosas cambian... o a estos se les acaba el chollo.

Sin embargo, por ejercer de abogado del diablo(mentando sin querer al otro en discordia...), he de deciros que la Iglesia también ha hecho cosas muy buenas, MUY buenas, y que aún las hace. Quizá no la Iglesia en sí, sino sus MIEMBROS(esa es otra de las cuestiones, confundir las "partes" por el "Todo"...): hogares en los que se cuida y quiere a ancianos envejecidos por dentro y por fuera, de los que nadie quiere hacerse cargo; centros para excluidos de la sociedad, como sidosos, drogodependientes, alcóholicos...; ayuda económica y alimentaria a miles de familias, que de otra forma no podrían sobrevivir...

Por supuesto, se me ocurren un montón de cosas que hacer con los 20 MILLONES DE EUROS que el Papa se gastó en su visita a Valencia en el año 2006. Por no decir la cantidad de personas que podrían COMER todos los días si fundimos el trono en el que se sienta Bene.

Creo que el problema está en el poder. El poder corrompe. Siempre. Poder, caca.

Hablando de otra cosa...Yo creo en la bondad de la gente. En que todos somos iguales, y todo buscamos, únicamente, ser felices. Creo en el respeto. En la empatía. En que todo pasa por el algo, y que todo es para bien (aunque no nos demos cuenta).
Podría llamarse "Fuerzas del bien", como dice Dani. Además, suena a peli de acción.

:)

DaniExtremadura dijo...

Es cierto eso que dices, Mammen Moon, como no! La verdad es que la iglesia tiene una parte buena, y precisamente coincide con la parte menos poderosa, la más sumisa, la que más cree. Gente que ha encontrado en la Iglesia la forma de canalizar su bondad, la forma de ayudar al próximo y comer de ello aunque sea poco. Le quitan cierta tarea al gobierno.

Pero por otro lado, creo que un buen gobierno, en ausencia de la Iglesia, podría asimilar esas tareas perfectamente: estas personas encontrarían otra manera - menos espiritual, eso sí - de canalizar el bien que quieren hacer, y encima podrían vivir de ello como funcionarios/as.

Feo está en generalizar. Y por ello concreto: mi post nº 26 (creo que vamos ya por el 26 XD) va dirigido sola y exclusivamente a la parte 'mala' de la Iglesia, que por desgracia, es abundante, e incluye tanto a altos cargos borrachos de poder como a feligreses hipócritas que van a misa de domingo a domingo y luego son los que más pecan. Lo demás, ojalá sobreviva al claro declive de la Iglesia, aunque sea mediante la asimilación de este grupo que nos engloba a todos y que llamamos Estado.

Un abrazo, Mammen, y otro para Kate, que seguro que lo lee!

Lowlands dijo...

Te leo, devuelvo el abrazo y le envío otro a Mis Moon! :) Y coincido con ambos en que la Iglesia también tiene su parte buena... aunque por desgracia sea más escasa que la mala.